Un líder es probado

lead-strong-devotional-main-image-2 por Linda Siedler

Lectura del devocional PARTE 2 #9

(Santiago 1 ) sigue el plan en Youversion dale click al LINK

 

Cuando estaba en la Universidad, las palabras que menos me gustaba escuchar de mi profesor eran, “La próxima semana tendrán examen!” Aunque cada semestre,me gustara o no, tenía que presentar varios exámenes. Cada vez que escuchaba esas palabras, me paralizaba. Sabía que me habían dado toda la información; pero ahora era mi turno de comprobar que había aprendido.

 

En nuestro liderazgo ante Dios, también pasamos por momentos de evaluación.

 

¿Por que? ¿Nos debería dar miedo? No, nos sirven para fortalecernos. Verás, Dios ya sabe lo que viene, las decisiones difíciles que tendremos que tomar, los obstáculos a los cuales nos enfrentaremos, los desafíos que tendremos en nuestro matrimonio y con nuestros hijos…y El necesita que estemos preparadas, alertas y listas.

 

La prueba es sólo un indicador de qué es lo que sabemos y cómo lo aplicamos. Y cada vez que pasamos por una prueba, avanzamos al siguiente nivel para aprender mas cosas y que mas adelante podamos tomar otro examen y avanzar al siguiente nivel y así sucesivamente. Así que, la prueba solo nos muestra lo que hemos aprendido para poder continuar caminando hacia adelante.

 

Sin embargo, el concepto de ser probada por Dios puede sonar un poco aterrador. Tal vez porque tenemos miedo de no saberlo todo, quizás a veces nos preocupamos demasiado por pasar el examen, tal vez no queremos decepcionar a Dios, o quizá nos da miedo la incomodidad que un examen trae consigo.

 

A.W. Toser dijo, “Dios nunca usa a alguien en gran manera, hasta no haberlo probado profundamente”.

 

2-linda-seidlerespDios no quiere que estemos llenas de miedo, El quiere que estemos llenas de paz. Santiago 1:12 nos dice que, “Dios bendice a los que pacientemente soportan la prueba…” Así que no tengamos miedo de que Dios nos pruebe, mejor disfrutemos el propósito de Dios para nosotras.

 

Si siempre pudiéramos escuchar audiblemente la voz de Dios, creo que los exámenes de Dios serian en forma de preguntas como éstas, “¿Dejarías pasar esa ofensa y perdonarla?” o “¿Diste un paso de fe cuando te lo pedí?” o “¿Seguirás dirigiendo con amor y compasión?” o “¿Vas a confiar en mí la próxima vez?”

 

Las pruebas de Dios siempre serán para ver si estamos listas, no para ver si somos dignas. Descansa en eso el día de hoy.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *