10 Escrituras de ayuda para mantenerte hasta el fin #2


por Brandi Wilson

Galatas 6:4-5

Presta mucha atención a tu propio trabajo, porque entonces obtendrás la satisfacción de haber hecho bien tu labor y no tendrás que compararte con nadie. Pues cada uno es responsable de su propia conducta.”

 

Vivir una vida en el ministerio no siempre ha sido fácil para mí. Me di cuenta muy rápido que no recibí el don de liderazgo, sin embargo, vivo una vida en el liderazgo casada con un líder muy fuerte y capaz. Me gusta decir que estoy en el liderazgo por asociación.

 

Vivir la vida en el liderazgo por asociación puede ser abrumador. Durante muchos años significó que me escondí. Me escondí de la responsabilidad, me escondí de ser reconocida, y me escondí de las oportunidades. Creí que no encajaba en el liderazgo y que si Dios no me había dotado de esa manera, no podía usarme. Qué mentira le permití a Satanás susurrar demasiado tiempo.

 

Esta escritura fue clave para romper las cadenas que me sostenían, porque me dio permiso para ser únicamente yo. Verás, por años cuando no me escondía, imitaba a otros. Vi como las esposas de otros pastores y las mujeres en el ministerio estaban viviendo su papel, y traté de seguir su ejemplo. Y fracasé miserablemente.

 

Luego aprendí una de las mejores lecciones para el liderazgo y la vida en general: La comparación mata el contentamiento. A menudo, como líderes, vemos cómo alguien dirige y tomamos su modelo, en lugar de buscar nuestra propia dirección y encontrar lo que Dios desea para nosotras. Vemos el éxito en el ministerio de otra y cambiamos el nuestro para igualarlo. Antes de que lo sepamos, podemos estar viviendo la vida de otra persona y perdiendo la nuestra.

 

No estoy diciendo que no podemos tomar claves útiles la una de la otra. He aprendido mucho de otras líderes. Mucha gente de Dios a mi alrededor, ha influido mucho en quién soy como persona. Ellas me han ayudado a desarrollar en quien Dios me creó para ser.

Me encanta la manera en que Gálatas 6: 4-5 dice: “Cada uno de ustedes debe asumir la responsabilidad de hacer lo mejor que pueda con su propia vida“. Estoy llamada a vivir mi mejor versión, no la mejor versión de otra persona.

 

Sé sincera contigo mismo. Confía en quien Dios te creó para ser. Descansa en saber que te ha hecho capaz y único. No imites tu camino al de alguien mas a través de la vida.

 

¿Qué área de la vida estás más tentada a imitar? ¿Has permitido que la comparación mate el contentamiento en tu vida?

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *