10 escrituras de ayuda para mantenerte hasta el fin #3

Por Liz Sarno

 

Hebreos 6:10

Pues Dios no es injusto. No olvidará con cuánto esfuerzo han trabajado para él y cómo han demostrado su amor por él sirviendo a otros creyentes6:10 En griego al pueblo santo de Dios. como todavía lo hacen

 

Una vez recibí un marco de alguien en nuestra congregación con Hebreos 6:10 grabado en él. Lo guardé en mi oficina durante años y lo miré muchas veces, pero nunca puse una imagen real en ese marco. La dejé vacía por una razón.

 

Cuando me sintiera con exceso de trabajo, subestimada, desgastada, usada o decepcionada, mentalmente colocaría a la persona que causó esos sentimientos en el marco, recordaría que cuando la gente no me apreciaba, EL lo hacía. Cuando otros no veían lo duro que trabajaba, EL lo veía. Cuando alguien se olvidaba de cuánto de mí había derramado en ellos, y se alejaban de mí, recordé que EL nunca se olvidó y que nunca se alejó. Cuando otros no parecían valorarme, EL siempre me ha valorado.

 

Si soy honesta, puedo decir que eso no siempre me funcionó. Hubo momentos en el que recordar que Dios no olvidaba mi trabajo, no era suficiente. Había momentos que cuando anhelaba la aprobación o el aprecio de otros, deseaba poner una imagen de la iglesia entera en ese marco. Aún peor, había ocasiones en las que quería tirar el marco por la ventana, para no tener que ser recordada de su mensaje. Sin embargo, una vez que dejé de sentir lástima por mí misma, analicé si mi prioridad era correcta, y si estaba sirviendo por amor a Cristo, Su aprobación era la única que necesitaba.

 

La vida en el ministerio, puede resultar en heridas. Puede que te canses. Puedes no sentirte valorada. Podrías sentir que nadie te aprecia. Pero Dios te aprecia. Podrías sentir que estás perdiendo el tiempo, pero Dios no lo hace. Él ve cada poco de tiempo, energía y esfuerzo que pones en tu iglesia. Él no olvida las lágrimas que has llorado, la frustración que has pasado, o las horas que has invertido en tu ministerio. Y no sólo no se olvida, sino que ve cómo sirven como una expresión de su amor por Él. Y te garantizo esto: Él te valora, te ama y te aprecia más de lo que nunca sabrás. Descansa en eso!

 

¿Alguna vez, la falta de apreciación ha querido alejarte del ministerio? ¿Cómo es que saber que Dios no olvida nada de lo que haces cambia tu perspectiva?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *