Category Archives: Blog

La espada para la batalla en contra del Miedo

 

Miedo.

 

Nos toma. Nos supera. Nos mata. Nos atormenta. Nos golpea.

 

No tiene favoritos. Solo quiere paralizar todo lo que se encuentre a su paso. Nos hace sentir como si no confiáramos en nuestro Dios. El miedo y la fé, son muy similares – simplemente se dirigen en la dirección equivocada. El miedo dice, “Sé que hay cosas malas por delante, y me pregunto si Dios está conmigo.” La Fé dice, “No sé qué viene por delante, pero yo sé que Dios está conmigo.”

 

Mark Twain dijo, “Haz lo que más temes y la muerte del miedo es segura.” Debemos pelear en contra del miedo, si es que queremos encontrar la victoria en nuestras vidas. Debemos enfrentar nuestros problemas, preocupaciones y desalientos y superarlos. Y cuando hagamos esto, el miedo disminuirá en nuestras vidas. Perderá su dominio sobre nosotros. Morirá, no nosotros.

 

Aquí hay algunos versículos que te ayudarán a pelear durante esos momentos de miedo, que probablemente, vienen a tí a lo largo del día. Entre más luches, menos tendrás que hacerlo. Es hora de luchar con la espada y empezar a tomar terreno hoy. (Algunos versos han sido personalizados.)

 

Busqué al Señor, y él me respondió; me libró de todos mis temores. Salmos 34:4

 

Aun si voy por valles tenebrosos, no temo peligro alguno porque tú estás a mi lado; tu vara de pastor me reconforta. Salmos 23:4

 

El Señor es mi luz y mi salvación; ¿a quién temeré? El Señor es el baluarte de mi vida; ¿quién podrá amedrentarme? Salmos 27:1

 

Cuando siento miedo, pongo en ti mi confianza. Salmos 56:3

 

Así que no temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra victoriosa. Isaias 41:10

 

 Seré fuerte y valiente. No temeré ni me asustaré ante esas naciones, pues el Señor mi Dios siempre me acompañará; nunca me dejará ni me abandonará». Deuteronomio 31:6

 

 Pues Dios no me ha dado un espíritu de temor, sino de poder, de amor y de dominio propio. 2 Timoteo 1:7

 

Cuando cruce las aguas, Dios estará conmigo; cuando cruce los ríos, no me cubrirán sus aguas, cuando camine por el fuego, no me quemará ni me abrasarán las llamas.

Isaias 43:2

La palabra

Propósitos de año nuevo. Cuando decidimos hacer algo nuevo, renunciar a algo malo o considerar un cambio. Lo hacemos todos los años. A veces los cumplimos, a veces no.

 

Esta costumbre anual a estado alrededor mas de lo que tu y yo pudiéramos pensar. Según Webster, los propósitos de Año nuevo es una costumbre que ha existido desde 1671. Una escritora escocesa llamada Anne Halkett escribió algunos “propósitos” como “Ya no voy a ofender” al principio de año 2 de Enero lo que nos hace pensar que era una practica común.

En los últimos años muchos de nosotros hemos tomado estos propósitos de año nuevo y decidimos concentrarnos en una sola palabra. Esta palabra sencilla, pero profunda, que nos ayudara a permanecer en el camino correcto y de volver al camino si nos salimos con tan solo mencionarla. Si, esta se ha convertido en una practica tan popular que algunas personas para tenerla presente toman fotos de la palabra o hasta llegan a tatuarla.

 

¿Cual es tu palabra para este año? ¿Tienes una? quisieras tener una palabra pero ¿aun no haz decidido cual será?¿hay alguna palabra que Dios a inquietado en tu corazón

 

A todas nosotras en leading and Loving it / dirigiendo con amor nos gustaría saber cual es esa palabra, y no solo eso sino orar por ti en relación a ella.

 

Por lo tanto, en los comentarios a continuación, por favor, comparte esa palabra con nosotros. Estaremos orando para que el 2017 sea ¡tu mejor año!

Un lider es valiente

por Heather Palacios

 

La historia de Josue (Josue 1:8 )

 

Nací siendo una líder, y no lo digo como un cumplido. No tenía opción pues mis papás tuvieron tres hombres después de mi. Esto me puso como la mayor de cuatro hijos y me hizo la líder de todos.

 

En el libro de Josué, Josué tampoco tuvo opción tampoco. Especialmente cuando el Rey de Reyes lo llamo a su rol de liderazgo! En Josue 1, Dios literalmente le habla a Josué y le dice, “Mi siervo Moisés ha muerto. Por lo tanto, el tiempo ha llegado para que guíes a esta gente.”

 

Cuando estaba creciendo, me toco liderar a mis hermanos mucho pues mis papás trabajaban; pero solo me toco ser su líder por unas horas. Cuando Dios llamó a Josué, el tuvo que guiar a mas de dos millones de personas a una tierra diferente. Hay muchas cualidades que un líder necesita para completar esa tarea, pero hay una que sobresale en Josué 1:   Valor.

 

En este capítulo, donde Dios llama a Josue a su nuevo rol, “se fuerte y valiente” se dice cuatro veces. Y de esas cuatro veces Dios dice en el versículo siete, “se fuerte y MUY valiente” con mas énfasis. El valor es indispensable para un líder. Tomo valor para que yo guiará a mis hermanos o para que Josue guiara a millones de personas. Requiere valor el guiar a un matrimonio que ya no tiene confianza. Requiere valor guiar a una iglesia en transición. Requiere valor el guiar a alguien que sufre adicciones. Alguien una vez dijo:,
“Liderazgo no es la ausencia de miedo, sino el valor para caminar a través de el.

 

Pregúntate, ¿“a qué le temo en el liderazgo?” Pídele a Dios que te quite el miedo  lo remplace con valor. Ora especificamente Josue 1:8 y 1 Juan 4:18.

 

Josue 1:8
Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.”

 

1 Juan 4:18  Sino que el amor perfecto echa fuera el temor. El que teme espera el castigo, así que no ha sido perfeccionado en el amor.”

Un líder tiene conversaciones difíciles

lead-strong-devotional-main-image-2por Jenni Clayville

 

La Historia de Samuel y Natán (1 Samuel 13:7-14; 2 Samuel 12:1-12)

 

Hace un tiempo, estaba comiendo con una amiga. Estábamos teniendo un buen tiempo cuando de repente, la conversación cambió a algo que me hizo sentir incómoda. Nombres de otras personas comenzaron a salir y la conversación se puso fea. Me estaban dando información que no tenía y que definitivamente no NECESITABA saber.

 

Me gusta conversar y tener pedacitos de historias de historias. Pero en esta situación, fue más que eso. Fue más bien acabar con una persona. No dije nada. No sabia que decir.

 

La conversación se quedó conmigo por el resto del día. El Espíritu Santo me estaba diciendo que debía hablar con mi amiga y hablar de esa conversación. Así que le llame.

 

Me disculpe por haber escuchado y haber permitido que me diera mas información. Luego, le pedi a esta persona que no me dijera cosas que podrían cambiar la manera en la que yo veía a otras personas. Esta persona, afortunadamente extendió gracia y se disculpó por las cosas que había dicho. Pudo haber sido una mala conversación. Cuando hablamos de relaciones, todos preferimos tener buenas relaciones y no malas. Todas queremos amigos. Todas queremos ser amadas.

 

Pero cuando vemos las vidas de los profetas Samuel y Natán, es obvio que ellos escogieron santidad y obediencia a Dios en lugar de ser aceptados por la gente. La vida de un profeta era muy solitaria. Nadie quiere oír lo que tienes que decir porque la mayor parte del tiempo se trata de corregir y reprender porque la humanidad está ocupada cometiendo errores. Pero Samuel y Natán fueron llamados a tener estas conversaciones difíciles.

 

Como líderes, nosotras también! Cuando escogemos tener estas conversaciones honestas y difíciles en humildad, gracia, amor y bondad, corazones son transformados. Necesitamos estar dispuestos a tener conversaciones difíciles en lugar de escondernos para tener a la aceptación de la gente.

 

¿Y tu? ¿Ha habido alguna conversación difícil que dejaste ir por miedo? Toma un tiempo hoy para pedirle a Dios por valor en esas situaciones.

Un lider toma responsabilidad

lead-strong-devotional-main-image-2por  Brandi Wilson

Historia de Adán y Eva  Génesis 2-3

 

Cometeremos errores. Es inevitable. Sin importar que tanto intentemos, vamos a fallar. De hecho aquí tengo una pequeña lista de los errores que he tenido en estas últimas dos semanas:

 

-Me negué a mostrar gratitud a alguien que fue amable conmigo.
-Me queje de una persona del staff con otra persona porque quería que supiera que me había lastimado.
-Perdi mi temperamento con mis hijos porque tiraron su bebida en el piso de la cocina que acababa de limpiar.
-Es posible que no haya sido honesta cuando me pidieron dirigir algo en el comité de la escuela de mis hijos.

 

Tengo una amiga que dice, “Hay ocasiones que en la vida vas a intentar y fracasar, y debes de aprender de tus intentos y debes aprender de tus fracasos.” Y es tan cierto! No siempre tenemos todas las respuestas. Tenemos buenas intenciones y aún así volvemos a caer en tentación. Oímos que Dios nos habla y a veces ignoramos lo que nos pide hacer.

 

Como líderes debemos de tomar responsabilidad de nuestros errores porque los líderes son responsables y se apropian de su responsabilidad. En medio de nuestras fallas, ¿como tomamos responsabilidad?
  1. Admite tus fallas- Es muy difícil. Escribir la lista de errores que compartí fue difícil de hacer. Todos esos errores me hacen pensar que tal vez alguien me juzgue al leerlos. Pero he aprendido que nuestros errores sin importar que tan pequeños o inocentes, son importantes para la persona que fue ofendida o lastimada.

 

2. Acepta responsabilidad- Eva lo hizo muy bien. Ella cometió el primer error pero lo admitió “Y lo         comí.” Simples palabras “Lo siento” tienen mucho poder. Per muchas veces cuando se trata de          tomar responsabilidad o de pedir perdón, sentimos que necesitamos defendernos, o explicar             nuestro lado de las cosas. Pero en lo que nos debemos enfocar en construir un puente entre             nosotros y los ofendidos. Cuando pedimos una disculpa sin excusas tiene más poder.

 

No somos perfectos. Ser líderes aun en nuestros errores es lo que será recordado y de lo que se va a hablar, no de el error.  ¿Que tan bien te responsabilizas de tus errores?                                      Permite que Dios te muestre en que área necesitas crecer.

 

Un lider toma riesgos

lead-strong-devotional-main-image-2Escrito por Stephanie Shouse

 La historia de Pedro (Mateo 4:18-20  Mateo 14:22-36)

Nunca he sido descrita como alguien que toma riesgos. Tomar riesgos siempre parece ser aterrador, irresponsable y, bueno…¡arriesgado! Siempre he sentido que un buen líder mide el precio a pagar, se prepara bien, hace una lista y se apega al plan. Y mientras la Biblia nos habla de medir el precio a pagar y estar preparados, el ejemplo de liderazgo tanto de Pedro como de Jesús, es de tomar riesgos.

Cuando Jesús llama a Pablo a seguirlo, Pedro soltó las redes, dejó todo atrás y siguió a Jesús. Pedro no dudó, ni torció las manos como preguntándose lo que le esperaba en el futuro. Jesús lo llamó y él obedeció. Vemos más adelante, que lo mismo pasó en la relación de Pedro con Jesús. Pedro y los discípulos se encontraban luchando contra una tormenta, cuando Pedro vio algo que estoy segura que jamás olvidaría: ¡Jesús caminando sobre el agua! Naturalmente ellos estaban aterrados pensando que era un fantasma, pero Pedro valientemente gritó, ¡“Si en verdad eres tú, haz que yo camine hacia donde tú estás!

¿Es en serio? Mi parte nada arriesgada, le hubiera ofrecido un lugar a Jesús a mi lado en la seguridad del bote. Pero Pedro sabía que era mejor estar en el agua con Jesús, que estar en la seguridad del bote sin El.

Me pregunto ¿cuántas veces me he perdido de algo asombroso, simplemente por miedo a tomar el riesgo? Pero ser un buen líder, amerita tomar los riesgos. Es arriesgado intentar algo nuevo o tomar una decisión difícil. Hasta es arriesgado seguir a Jesús! Muy a menudo nos detenemos y medimos los peligros del reto al que Dios nos está llamando. Pero ¿qué nos va a costar a nosotras no tomar esos riesgos? Es arriesgado perdonar a la persona que te lastimó, amar a tus enemigos, y dejar todo lo que tienes, por obedecer el llamado de Dios. Arriesgarlo todo por la causa de Cristo, se le llama, vivir por fé y vale la pena el precio. Una vida de fé no será fácil, pero estamos mejor arriesgando todo con Jesús, que quedándonos en nuestra zona de comodidad.

¿Qué riesgos has tomado por seguir a Cristo?¿ Qué es lo que Dios te está pidiendo que arriesgues el día de hoy por EL?

Un lider esta dispuesto

 lead-strong-devotional-main-image-2Escrito por Kaylee Zentai

 Lucas 1:26-56 La Historia de Maria

Para mí, María es la persona mas fascinante de la Biblia, después de Jesús. Aunque no hay una biografía completa de su vida, las partes que conocemos, me hacen querer saber más. María era una mujer fuerte, obediente y con una fé inquebrantable que confió en Dios. Pero todo esto pudo ser posible, porque María estaba dispuesta.

La palabra dispuesto es definida como “listo, ansioso o preparado para hacer algo.” Esa es la palabra perfecta para definir a María. En la increíble oración, María rompe en un momento de adoración usando palabra como “alégrate”, “bendita” y “grandes cosas”, todas refiriéndose a su ilegítimo y adolescente embarazo. Si yo me pusiera en los zapatos de María, en el epicentro del escándalo donde la confianza se perdería, sería juzgada y todo mundo pensaría lo peor, no creo que mi oración hubiera sonado tan dispuesta. Yo estaría aterrada y cuestionando todo. Pero María no, en cambio, ella eligió estar lista, ansiosa y emocionada por lo que Dios quería hacer con ella y a través de ella. Ella estaba dispuesta.

Cuando estamos dispuestos, Dios puede trabajar en nosotras y a través de nosotras en muchas maneras, espiritual, física, emocional, económica y mentalmente. Tal vez, por tu disposición, Dios puede crear una familia a través de ti, o crear un ministerio para servir de una manera que solo tu puedes hacerlo, o tener un corazón tan conectado al de El, que atraigas a mucha a gente a Dios. No se los planes que Dios tenga para nosotras, pero tengamos un corazón listo, ansioso y dispuesto, para que no nos perdamos de lo mejor de Dios para nosotras.

¿Qué tán dispuesta estás? Pídele a Dios que prepare tu corazón para cualquier cosa que El te pida hacer.

Un lider esta lleno de integridad

 lead-strong-devotional-main-image-2por Lori Wilhite

Días antes de celebrar Pascua, me paré justo en la orilla del escenario, mientras platicaba con nuestro staff. Cuando uno de ellos se voltea para irse, dí un pequeño paso hacia atrás. Mala decisión. Mi tobillo quedó en el aire y me comenzé a ir hacia atrás. Si de por sí, caer hacia atrás de una plataforma de 1.5 metros ya es terrible, todavía intenté voltearme en el aire para poder caer de frente. Esa pequeña caída del escenario me costó un brazo fracturado, un esguince en la muñeca, algunos tendones dañados y un hombro lastimado.

Ahora, yo no me desperté esa mañana pensando: Hoy es un día perfecto para aventarme del escenario y quedarme inmóvil por los próximos tres meses. Solo fue un pequeño paso en la dirección equivocada. Me bastó un momento para hacer la peor decisión.

De la misma manera, nadie salta de la cama un día pensando: Hoy es un día estupendo para arruinar mi matrimonio. Creo que hoy, voy a acabar con mi ministerio. Que día tan increíble para hacerme a un lado del liderazgo!

Claro que no! Pero si no tenemos cuidado, podemos tomar pequeños pasos, faltos de integridad, que nos pueden llevar a vivir un desastre en nuestro liderazgo.

Job 27:3-6 dice: Que mientras tenga vida, jamás diré cosa que no sea la verdad. Mientras tenga vida, insistiré en mi inocencia y jamás les daré la razón. No tengo de que avergonzarme!3-lori-wilhiteesp

Como líderes, es de suma importancia “aferrarnos a nuestra integridad, y nunca ceder el control de ella”. Y eso quiere decir, que cada pequeña decisión, cuenta. Hablar la verdad cuando nadie mas sabe lo contrario, es importante. Hacer las cosas correctamente, cuando nadie mas nos está viendo, es vital. Mantenernos por encima del reproche, es primordial. Porque aunque la integridad es un asunto privado e invisible, Dios ve.

La integridad cuenta. Defendamos a capa y espada nuestra integridad.

Pídele al Espíritu Santo que te revele las áreas en las que te falta integridad. ¿Cuales son los siguientes pasos que, intencionalmente puedes tomar para asegurarte de correr a la integridad?

Un lider es sabio

lead-strong-devotional-main-image-2

por Kimberly Scott

Lectura del devocional PARTE 2 #10

La lengua (Santiago 3-5 ) sigue el plan en Youversion dale click al LINK

El 1ro de enero de cada año, es el día que me uno a la multitud, en un desesperado intento por moldear mi menopáusico “templo” y estar en forma. El problema es que no me gusta hacer ejercicio, prefiero platicar más que ejercitarme. Entonces descubrí que platicar mientras caminaba, era una gran solución! El problema es que, entre más rápido platicaba, menos caminaba, porque apenas si podía respirar, y entre más rápido caminaba, menos platicaba.

Esa realidad también la vivimos en nuestras ocupadas vidas sirviendo a Dios. Vivimos las etapas de nuestra vida a toda velocidad y no alcanzamos a reconocer la importancia de lo que hablamos a los demás durante el trayecto. Ejercitar la sabiduría en nuestras palabras, tiene un mayor impacto en los demás, que los logros que podamos obtener en nuestro liderazgo.

Santiago 3:3-5 (TLA) nos lo dice de la siguiente manera, “Al caballo podemos dominarlo, si le ponemos un freno en la boca. Por grande que sea un barco, y por fuertes que sean los vientos, el navegante puede controlarlo con un pequeño timón. Y lo mismo pasa con nuestra lengua. Es una de las partes mas pequeñas de nuestro cuerpo, pero es capaz de hacer grandes cosas.”

A donde quiera que vamos, estamos rodeadas de espectaculares. Las redes sociales nos dominan como la principal forma de conectarnos con otros. Nuestra comunicación y nuestras palabras afectan a toda la gente a nuestro alrededor. Tú eres un espectacular de quien eres y lo que crees! Con una gran libertad, viene una mayor responsabilidad. En nuestra lengua se encuentra la vida y la muerte y nuestras relaciones se pueden ver rápidamente afectadas por algún descuido en lo que publicamos.2-kim-scottesp

Aquí hay tres ingredientes muy sencillos que nos ayudarán a usar la sabiduría cuando hablemos:

1. Observa antes de comunicar. Prov. 16:23 lo dice así, “Quien piensa bien las cosas, se fija en lo que dice; quien se fija en lo que dice convence mejor”
2. La franqueza es mejor que un falso halago. Debemos hablar la verdad con amor. A veces es tentador decir un cumplido para traer paz y evitar el conflicto. Como líderes sabios, podemos ser testigos de la verdad si sazonamos nuestras palabras y nos aseguramos de que no destruyan, sino que edifiquen y desafíen a quienes las estamos hablando.
3. Ama antes de compartir. Las palabras sabias pueden sanar y calmar emociones heridas. Nuestro objetivo final es dirigir hacia la increíble y asombrosa gracia que Dios nos demuestra cada día.

Un líder es probado

lead-strong-devotional-main-image-2 por Linda Siedler

Lectura del devocional PARTE 2 #9

(Santiago 1 ) sigue el plan en Youversion dale click al LINK

 

Cuando estaba en la Universidad, las palabras que menos me gustaba escuchar de mi profesor eran, “La próxima semana tendrán examen!” Aunque cada semestre,me gustara o no, tenía que presentar varios exámenes. Cada vez que escuchaba esas palabras, me paralizaba. Sabía que me habían dado toda la información; pero ahora era mi turno de comprobar que había aprendido.

 

En nuestro liderazgo ante Dios, también pasamos por momentos de evaluación.

 

¿Por que? ¿Nos debería dar miedo? No, nos sirven para fortalecernos. Verás, Dios ya sabe lo que viene, las decisiones difíciles que tendremos que tomar, los obstáculos a los cuales nos enfrentaremos, los desafíos que tendremos en nuestro matrimonio y con nuestros hijos…y El necesita que estemos preparadas, alertas y listas.

 

La prueba es sólo un indicador de qué es lo que sabemos y cómo lo aplicamos. Y cada vez que pasamos por una prueba, avanzamos al siguiente nivel para aprender mas cosas y que mas adelante podamos tomar otro examen y avanzar al siguiente nivel y así sucesivamente. Así que, la prueba solo nos muestra lo que hemos aprendido para poder continuar caminando hacia adelante.

 

Sin embargo, el concepto de ser probada por Dios puede sonar un poco aterrador. Tal vez porque tenemos miedo de no saberlo todo, quizás a veces nos preocupamos demasiado por pasar el examen, tal vez no queremos decepcionar a Dios, o quizá nos da miedo la incomodidad que un examen trae consigo.

 

A.W. Toser dijo, “Dios nunca usa a alguien en gran manera, hasta no haberlo probado profundamente”.

 

2-linda-seidlerespDios no quiere que estemos llenas de miedo, El quiere que estemos llenas de paz. Santiago 1:12 nos dice que, “Dios bendice a los que pacientemente soportan la prueba…” Así que no tengamos miedo de que Dios nos pruebe, mejor disfrutemos el propósito de Dios para nosotras.

 

Si siempre pudiéramos escuchar audiblemente la voz de Dios, creo que los exámenes de Dios serian en forma de preguntas como éstas, “¿Dejarías pasar esa ofensa y perdonarla?” o “¿Diste un paso de fe cuando te lo pedí?” o “¿Seguirás dirigiendo con amor y compasión?” o “¿Vas a confiar en mí la próxima vez?”

 

Las pruebas de Dios siempre serán para ver si estamos listas, no para ver si somos dignas. Descansa en eso el día de hoy.

Pages: 1 2 3 4 5 6 7 ... 9 10