Banner_Equipar

¡Vamos a Movernos! o ¡A Mover se Ha Dicho!

Por Jeff y Laryssa Toomer de The Transit

 

Escritura: Romanos 15:5

 

Mentores nuestros una vez nos dijeron un secreto interesante a sus 40 y pico años de amor y felicidad conyugal. Ellos dijeron, “Busca un pasatiempo que ambos puedan hacer juntos.” Eso no fue muy difícil para nosotros. Mientras tenemos personalidades muy distintas, compartimos muchas cosas en común. Una de esas es nuestro amor por la actividad física.

 

En el principio de nuestro matrimonio, comenzamos corriendo tres a cinco millas juntos por nuestro vecindario los fines de semana. Esas carreras eran excelentes oportunidades para platicar, reír, y disfrutar de la compañía de cada uno. Cuando tuvimos hijos, se añadieron las carreolas. Después hubo una etapa donde empezamos las sesiones de ejercicio Tae Bo de Billy Blanks, y después aprendimos la rutina de saltar la cuerda por treinta minutos. Ambos eran mucho más difícil de lo que aparentaban! Después de jubilarme (Jeff) de las fuerzas armadas seis años atrás, incrementamos nuestra locura por la actividad física explorando un triatlón mundial y carreras a larga distancia, lo que nos forzó a realmente tener que depender el uno del otro.

 

El entrenar juntos no solo nos ayudó a pensar en maneras para lograr que nuestros cuerpos dieran rendimiento, también nos sirvió en nuestra perseverancia marital. A la misma vez, logramos descubrir varios importantes paralelos:

 

 

  • rendimiento físico requiere participación activa (no pasiva) para un resultado beneficioso
  • hay responsabilidad mutua como resultado de estar “juntos”
  • algunos días son sinceramente difíciles
  • es importante extenderle gracia y celebrar los triunfos del otro
  • permitir que el tiempo, la paciencia y el cuidado curen las heridas por completo
  • la mayoría de los retos y los obstáculos requieren asistencia y/o deben ser enfrentados juntos
  • descanso y tiempo libre son crucial para reforzar y reconstruir
  • hay gran gozo en celebrar nuevas victorias juntos

 

Como nuestras actividades físicas, el matrimonio es una actividad de resistencia. Dios hace un pacto uniendo a el hombre y la mujer, y Su propósito es que la unión sea una de aliento, santidad, y más importante de resistencia.

 

  1. ¿Cuáles son algunas de las actividades que comparten juntos como pareja? Como ha sido esto un beneficio a su matrimonio?

 

  1. Si aún no las comparten, hagan una lista de unas cuantas actividades que pueden emprender juntos.