Banner_Equipar

Debemos Orar

Por Chris and Cindy Beall de LifeChurch.tv

Escritura:

Mateo 18:19-20

»También les digo lo siguiente: si dos de ustedes se ponen de acuerdo aquí en la tierra con respecto a cualquier cosa que pidan, mi Padre que está en el cielo lo hará. Pues donde se reúnen dos o tres en mi nombre, yo estoy allí entre ellos.

Hemos estado en LifeChurch.tv desde el 2002 y estamos encantados de formar parte de ello. También estamos muy contentos de ser pastoreados por, Craig Groeschel. En el 2012, Craig desarrolló una serie de cinco mensajes sobre el matrimonio titulada Desde este día en Adelante. Fue tan increíble y tan simple. Todo en un mismo paquete tan perfecto. Si llegas a ver esta serie, te inspirará, te retará, y te animará. Si no la logras ver, estos son los temas: “Busquen a Dios, Discutan Justamente, Diviértanse, Manténganse Puros, y “Nunca se den por vencidos.

Simple y al punto, ¿Verdad?

Cuando comenzó la serie, mi esposo y yo estábamos muy orgullos como pareja, Buscábamos a Dios, tratábamos de ser justos el uno con el otro cuando peleábamos, nos divertíamos, luchábamos para mantener nuestra pureza en un mundo contaminado y nunca nos habíamos dado vencidos. Pero entonces, el Pastor Craig nos reto con su único consejo durante su mensaje de “Buscar a Dios”. Esto fue lo que dijo:

 

 

“Oren juntos cada día”.

 

 

¿Qué? ¿Cómo? No éramos tan fieles en orar juntos como pareja. No es algo que nos llene de orgullo, pero esa era nuestra realidad. Orábamos juntos en tiempos de dificultad y ciertamente orábamos por otras personas, pero en ocasiones pasaban semanas sin que oráramos como pareja. Así que no fue una sorpresa sentir la convicción por parte del Espíritu de Dios, como tampoco escuchar las acusaciones del enemigo espiritual.

 

 

Decidimos no hundirnos en ese lugar de tinieblas y ese mismo sábado después del servicio, nos prometimos a nosotros mismos que no pasaría ni un día mas sin que oráramos juntos. Desde Agosto del 2012, solo hemos fallado un par de días. Y amigos, podemos ver la diferencia totalmente.

 

 

No tenemos que decirte qué tan difícil es o puede ser el matrimonio porque si estas casado o casada, tu ya lo sabes. El orar juntos no eliminará todas las luchas o la tensión en nuestros matrimonios, pero con certeza nos ayudará a estar conectados al que tiene todo el poder para ayudarnos en los tiempos difíciles.

 

 

¿Oras a diario con tu pareja? Si la respuesta es no, ¿Te comprometes a empezar a hacerlo desde hoy? Empiecen hoy!